lunes, 30 de mayo de 2011

-BLU-



Este italiano originario de Bolonia, que tatúa seres fantásticos en ciudades alrededor del mundo, es uno de los mayores exponentes de arte urbano y combina su talento callejero con sus dotes en el videoarte.

Originario de Italia y multidisciplinario por excelencia, Blu se especializa en murales, videoarte, y diseño gráfico en general. Comenzó a trabajar las calles durante el año 2000 y a lo largo de su carrera sus trabajos se han caracterizado por incluir personajes que rayan en la frontera de lo fantástico, lo monstruoso, y también, lo cotidiano.
Blu opera desde su natal Bolonia, al norte de Italia, donde a pesar de su relativo anonimato, su figura es reconocida como uno de los talentos locales. So obra ha recorrido diversos países alrededor del mundo, y fue incluido en la exposición realizada el año pasado en la fachada y muros exteriores de la Modern Tate Gallery, en Lóndres.
Las piezas de Blu denotan influencias muy variadas, desde una marcada inspiración en los dibujos de los comics underground o independientes, hasta una presencia propia de los frescos, técnica muy popular desde hace siglos en su país natal.

Considerada inicialmente como práctica ilegal cercana al puro y simple vandalismo, el street art es ahora ampliamente reconocido como fenómeno artístico y social. BLU es una de las figuras que han contribuido a dar forma a esta nueva tendencia creativa, evidenciando algunos de sus signos distintivos: la reivindicación del espacio público, el efecto sorpresa y finalmente la voluntad de comunicar mensajes (y no realizar simplemente una decoración de exteriores).
Las enormes figuras y complejas escenas dibujadas por BLU aparecen en lugares anónimos o emblemáticos, mezclando el sentido de aventura con la rutina urbana, la invención personal y grandes cuestiones colectivas, la visibilidad y la defensa del anonimato. Sus dibujos son diseminados por todo el mundo, algunos custodiados con cariño por los habitantes del barrio, mientras otros quedan expuestos a la incertidumbre de su hábitat natural. Aunque su trabajo no suele buscar la visibilidad mediática, BLU fue uno de los protagonistas de una clamorosa acción que tuvo lugar durante las navidades del 2007: el "ataque simbólico" al muro construido por el gobierno Israelí para aislar los territorios palestinos.

Una de las cosas que más pueden disfrutarse alrededor de su obra es cuando entrelaza sus dos pasiones creativas, la callejera y la videasta, y a través de la técnica del stop motion nos comparte deleitantes piezas como su proyecto denominado Muto. A pesar de que su carrera aún no alcanza la primera década de vida, el trabajo de Blu en las calles se ha convertido en una verdadera referencia entre lo mejor del arte urbano hoy en día.
























No hay comentarios:

Publicar un comentario